Cádiz: se realizan obras de mantenimiento anuales en el templo de Santo Domingo

viernes 7 de septiembre, 2012

Dice el libro no escrito de las buenas prácticas en conservación de patrimonio que lo ideal para una iglesia es realizar pequeñas intervenciones de mantenimiento cada año, de manera que siempre esté en (casi) perfecto estado de revista y que no obligue a una costosa intervención mayor al cabo de una serie de años de deterioro. El área de Patrimonio del Obispado también ha insistido en esto en reiteradas ocasiones. Y Santo Domingo es una de esas iglesias de la ciudad que cumple a la perfección este mandato. 

Estos días, el interior del templo dominico se levantan unos andamios desde los que se está procediendo al pintado de algunas zonas de los muros interiores. Según precisa el prior del convento, Pascual Saturio, se trata del repintado de algunas zonas de la nave de la epístola -la que está anexa al convento-, donde todavía se acumula mucha humedad ya que había varios bajantes antiguamente. Además, se está actuando también en la parte de arriba del acceso a la sacristía, donde se habían producido filtraciones de agua por una vidriera. Todo ello ha obligado a suspender hasta la próxima semana las misas que a diario se celebran por la mañana, manteniéndose las de la tarde. 

Esta intervención no es nada extraña en Santo Domingo. De hecho, es habitual que cada año por estas fechas se acometan una serie de actuaciones. "Siempre lo hacemos de cara al inicio de la novena a la Virgen del Rosario. La iglesia se pintó en el 92, hace ya veinte años, y necesita 'retoques' constantemente. A la primera cosa que aparece le metemos mano. Es la única forma de mantenerla", explica Saturio. 

Además del pintado de algunas zonas del interior del templo, en estos días se van a ejecutar otras obras menores. Así el prior informa que se va a proceder a reponer los chinos que han desaparecido en algunas zonas del Compás de Santo Domingo, para no deteriorar el suelo. Y también se van a pintar, arreglar y reponer los cristales que faltan en los balcones de la fachada principal. 

De momento, estas serán las obras a ejecutar en este inicio de curso de cara al mantenimiento de esta iglesia. No obstante, Pascual Saturio hace referencia al convenio suscrito en su día con el Ayuntamiento para seguir mejorando el estado de Santo Domingo. Y en este sentido, quiere tratar con el Ayuntamiento -que debe conservar el edificio a cambio de serle cedido para actividades culturales- la posibilidad de resanar y pintar la fachada principal. Conviene señalar aquí que en las últimas fechas se ha procedido a la restauración del exterior del camarín de la Virgen, también por parte municipal. 

Esta preocupación patrimonial de los dominicos alcanza también a las obras de arte de su interior. En este punto, y tras la reciente bendición de una imagen de Santa Ana realizada mediante suscripción popular y puesta al culto junto a la imagen de San Joaquín que se restauró, Pascual Saturio ya adelanta el próximo proyecto: "nada más que termine la novena a la Patrona vamos a restaurar a San José; y mientras dura esa restauración vamos a limpiar el retablo". Y junto a este proyecto inminente, el prior tampoco se olvida de otras viejas aspiraciones que poco a poco van tomando forma, como son la habilitación de un museo dedicado a la Virgen, la rehabilitación del retablo de Santo Domingo o conseguir que el camarín de la Virgen del Rosario sea accesible de manera continua por parte de los fieles.

Subir
Diseño Web nlocal