CÓRDOBA: tres miradas a la Semana Santa

martes 5 de febrero, 2013

Cuando un cordobés es pequeño disfruta viendo las procesiones junto a sus padres mientras aprovecha para pedir cera a los fatigados nazarenos al pararse el cortejo. Cuando crece y comienza a entender esta celebración, acude acompañado de sus amigos y, en muchas ocasiones, se emociona al vislumbrar las imágenes. Finalmente, cuando se acerca el crepúsculo de su vida, vive de una manera especial esta tradición, su corazón vibra con el canto de las saetas o se acongoja al observar la tristeza en el rostro de las imágenes de Cristo. Estas y otras miradas a esta celebración cristiana se han recogido en la exposición de fotografía titulada Un guiño a la Semana Santa, que se inauguró ayer en el Patio Barroco del Palacio de la Merced. 


En esta muestra se exhiben más de 60 obras de tres fotógrafos que proceden de la cofradía del Perdón -Ana Pérez, Ignacio de Haro y Francisco Baena- y en las que se "ofrecen detalles de los cortejos de las procesiones o de las imágenes de diferentes cofradías, tanto de la capital como del resto de la provincia", informó el portavoz del PP en la Diputación, Andrés Lorite. Asimismo, la exposición cuenta con instantáneas de la imagen del Despojado, obra que el ilustre escultor cordobés Francisco Romero ejecutó para una hermandad gaditana. 

Entre las diferentes fotografías que se exponen en Un guiño a la Semana Santa destaca la conmovedora imagen de la Virgen de la Estrella de Francisco Baena, la anecdótica El Fajín de Ignacio Haro -una curiosa instantánea en la que aparecen dos costaleros ayudando a otro a colocarse el fajín que sirve para prevenir futuras lesiones- o Compartiendo tu luz, cuya autora, Ana Pérez, trata de expresar el gran compañerismo que se crea entre los miembros de una cofradía únicamente mediante la imagen de las manos enguantadas de dos nazarenos mientras encienden una vela apagada con otra encendida. Quizás se trate también de una manifestación de amor y caridad, pues el guante que porta la vela prendida está en buenas condiciones, mientras que el de la apagada está ajado y sucio. 

La razón de esta exposición radica en el deseo de Francisco Baena de "crear una muestra en la que se expusieran algunos detalles de la Semana Santa cordobesa", según confesó este fotógrafo. Y, por ello, cuando conoció en la hermandad a Pérez y Haro, con los que compartía una afición en común, se pusieron de inmediato a trabajar. De modo que "para Navidades ya teníamos preparada la selección de las fotografías que iban a componer la muestra", declaró Haro. 

Para aquellos que esperen con anhelo la llegada de la Semana Mayor en marzo, esta exposición supone una buena forma de satisfacer este deseo por el momento. Las más de 60 imágenes que componen la muestra permanecerán expuestas hasta el domingo. ::INÉS SOLER


FUENTE: El Día de Córdoba

//

Subir
Diseño Web nlocal