El Consejo de Cofradías incorpora cuatro nuevos delegados

viernes 29 de junio, 2012

Sólo  cuatro caras nuevas entre los consejeros que fueron ratificados, más que elegidos, este jueves por las hermandades de Sevilla. El Consejo de Cofradías celebró, durante su segunda jornada electoral, los tres plenos de sección para conformar la junta superior, toda vez que fueron reelegidos los cuatro cargos generales. Los que se estrenan en San Gregorio son José Carlos López Alba, José Carretero y Carlos López Bravo, como delegados de día de penitencia y Eduardo Carrera, en la sección de glorias.


El primero de los plenos que se celebró, a las 19:00, fue el de las corporaciones sacramentales. Los cuatro consejeros de esta sección: Milagros Ciudad, Maruja Vilches, Víctor de Padilla y Juan Gamero, proveniente de las glorias, recibieron 26 votos cada uno. Posteriormente, fueron ratificados los delegados de día de penitencia: Francisco Vélez, el Domingo de Ramos; José Carlos López Alba, el Lunes Santo; Javier Gómez, el Martes Santo; Mateo Domingo González, el Miércoles Santo; José Carretero, el Jueves Santo; Carlos López Bravo, en la Madrugada; José Luis Cantalapiedra, el Viernes Santo; y Rafael Barea, el Sábado Santo y el Domingo de Resurrección. El que más respaldo recibió, 53 de los 57 votos emitidos, fue Cantalapiedra. Los que menos (47), dos de los nuevos: López Alba y López Bravo.

Finalmente, se eligió a los cuatro consejeros de gloria: Eduardo Carrera, 46 votos; Esther Ortego, 44 votos; Andrés Martín, 44 votos; y Federico Flores, 45 votos. Manuel Guijarro, que también optaba a un cargo, obtuvo 5 sufragios de los 49 emitidos en este pleno.

Los delegados de día de penitencia, y el conjunto de la junta superior, van a tener mucho trabajo en los próximos cuatro años para tratar de adecuar los, cada día, más colapsados horarios y procurar hacer hueco a las cofradías que piden paso. El Martes Santo es uno de los que más atención requiere. Es notorio que debe sufrir una remodelación, ya ha habido varios intentos. La buena voluntad de las hermandades existe y el delegado, Javier Gómez, ya ha trabajado en los últimos años para conseguir que todas las piezas encajen. Además, la Hermandad de la Misión, que ahora procesiona el Viernes de Dolores, entregó en su día la documentación para incorporarse a la nómina de este día, algo que parece muy complicado en la actual situación.

Hay otros días que también están cogidos con alfileres, como el Domingo de Ramos o el Lunes Santo, jornadas en las que las últimas cofradías se ven muy perjudicadas de haber retrasos. En el Miércoles Santo, la Hermandad de los Panaderos aspira a recuperar el sitio que le corresponde por antigüedad y que ocupó hasta principios de la década de los 90. La Madrugada es especialmente sensible por la dimensión de los cortejos. También se trabaja para buscar un mejor horario al Resucitado en el Domingo de Resurrección.

 

 

FUENTE: Diario de Sevilla

Subir
Diseño Web nlocal