Jerez de la Frontera: Ingeniería para esquivar la lluvia

viernes 14 de septiembre, 2012

Jerez de la Frontera: Ingeniería para esquivar la lluvia

Proceso de escaneo del paso de la Hermandad del Santo Crucifijo

Una empresa desarrolla una estructura que en tres minutos se acopla a los pasos y los resguarda del agua. Trabajan junto a una hermandad de Jerez para lograr el mejor diseño.

Un artilugio potencialmente tan útil como polémico y que seguro que dará mucho que hablar. Unos empresarios jerezanos, aunque afincados en Madrid, están desarrollando una estructura destinada a proteger los pasos en caso de que la lluvia les sorprendiera en plena calle. Se trata de un proyecto de ingeniería muy serio que ya cuenta con cinco años de estudio por parte de un amplio equipo que engloba a ingenieros, arquitectos, técnicos, y a diferentes empresas dedicadas al desarrollo y fabricación de estructuras metálicas y plásticas. Ya hay una cofradía jerezana que ha visto los beneficios de esta idea y ha firmado un convenio de colaboración con la empresa Sispromet23 (Sistemas de Protección Meteorológica). Esta especie de envoltorio, que se transportaría en una maleta, pesaría no más de 70 kilos y se puede montar y desmontar en tan sólo tres minutos para cubrir el paso. Sus materiales, de primera calidad, permitirían, incluso, que se pudiera continuar el camino sin mayores problemas y sin obstáculos visuales para el público.

"Nosotros nos hemos criado con la Semana Santa de Jerez. Somos hermanos de cofradías. También conocemos bien la de Sevilla. Se nos ocurrió la idea viendo desde un balcón la intensa lluvia que le sorprendió a un paso en plena procesión. Nuestro negocio es la exportación y la importación. Esto no lo hacemos para ganar dinero. Es algo que se nos ocurrió y que se ha convertido en una obsesión. Somos conscientes de que la Semana Santa no se puede proteger con un plástico. Ahí están los sentimientos, los cortejos... pero sí creemos que puede ser una herramienta muy útil para facilitar a las hermandades la decisión de salir a realizar la estación de penitencia en caso de que no esté lloviendo pero se anuncie lluvia posterior o existan porcentajes inciertos", explica Juan Manuel Muñoz, uno de los empresarios de Sispromet23.

Estos empresarios y cofrades son conscientes de que uno de los grandes retos que deben afrontar es el aspecto estético que tendrá la estructura que protegerá los pasos de la lluvia. Garantizan que la estética, la solemnidad o la sobriedad de las procesiones no se verán perjudicadas y apuestan por el uso de materiales y formas de primera calidad, como el aluminio y plásticos con cualidades ignífugas o translúcidos. Ahora mismo están en la fase de investigación, desarrollo e innovación y esperan contar con un diseño final en el plazo de seis o nueve meses. Para ello, cuentan con la ayuda de la Hermandad del Santo Crucifijo de Jerez, que les ha permitido escanear sus pasos en 3D para obtener el modelo.

El siguiente paso será la semana próxima con el traslado de la parihuela de ensayo de esta cofradía a Madrid para hacer las pruebas in situ. "El prototipo está listo en un 80%. Hemos diseñado siete sistemas distintos para conectarlo la estructura al paso sin apenas tocarlo y, por supuesto, sin daño alguno. Ahora tenemos que ir probando a ver cuál es el que mejor funciona teniendo en cuenta el movimiento del paso al andar y otros aspectos". De las pruebas saldrán dos diseños: uno para palios y otro para misterios. Las estructura resultantes también se adaptarán a las características propias de cada provincia.

En Sevilla se pusieron hace algo más de un año en contacto con "una hermandad de las más importantes". Según revelan, el proyecto fue de su agrado y se mostraron partidarios de colaborar si el resultado final era satisfactorio. Igualmente, mantienen contacto con "cofrades destacados" para intercambiar opiniones porque son conscientes de las críticas y recelos que pueden levantar: "Todas las opiniones las escuchamos. Preferimos las críticas porque nos ayudan a pensar y a superar el listón.

En un futuro, la maleta de Sispromet23, con su estructura desmontable para proteger a los pasos en caso de lluvia repentina, se puede convertir en una pieza más, junto a la escalera o la caja de herramientas, en los carros auxiliares que llevan los cortejos.

 

FUENTE: Diario de Sevilla

Subir
Diseño Web nlocal