LORCA: las cofradías estudian bajar el precio de las tribunas de Semana Santa

viernes 11 de enero, 2013

Dos mil doscientas es el número de sillas que el año pasado se quedaron sin vender en las tribunas que se instalan en la avenida Juan Carlos I para presenciar las procesiones de Jueves y Viernes Santo. Esos miles de asientos se suman a los que se llevan quedando sin inquilino desde el año 2009, fecha en la que las cofradías alertaron por primera vez del descenso de espectadores en más de 300. Una caída motivada por la crisis económica de las familias, el incremento de personajes en los cortejos, y las retransmisiones televisivas. Ante esta situación, las dos cofradías mayoritarias, blancos y azules, que son las que ponen a la venta los conocidos coloquialmente como 'palcos', están barajando la posibilidad de rebajar los precios para incentivar la presencia de espectadores, tanto de fuera de la ciudad como de dentro. «Se están estudiando algunas medidas, pero son las cofradías las que tienen la última palabra. Nosotros estamos en continuo contacto con ellos. Es cierto que es necesario que los lorquinos, sobre todo, regresen a las tribunas porque en los últimos años ha bajado mucho la animación que caracteriza a las procesiones lorquinas», explicaba ayer el concejal de Turismo, Francisco Montiel. Del debate que protagonizaba cada final de Semana Santa, hace algunos años, sobre la necesidad de ampliar la carrera principal por falta de espacio se ha pasado al planteamiento de volver a vender las sillas por sectores y poder así ofrecer asientos más económicos en los tramos más alejados de la Presidencia, ubicada en el inicio de la alameda de las Columnas. El número de sectores estaría aún por decidir, y los precios también. En los tres últimos años, el precio de las sillas ha permanecido congelado. Desde las cofradías aseguran que «desde luego no se va a producir ningún incremento de precios. Si se produce algo será una bajada». Las tasas por alquiler de asientos oscilaron en 2012 entre los 35 y los 51 euros, en función de la ubicación en quinta o primera fila. De las 11.500 sillas que se instalan, el 50% están adjudicadas al Paso Blanco y la otra mitad al Paso Azul, que son beneficiarios de los ingresos por la venta de las mismas. Los gastos de montaje corren a cargo del Ayuntamiento. El año pasado, los blancos dejaron de percibir 45.000 euros por plazas no vendidas, y los azules 50.000 euros. Además de la crisis, otro de los argumentos que esgrimieron entonces los presidentes de los dos colectivos, Juan Andrés Ibáñez y José Antonio Ruiz, fue el de la competencia que suponen las retransmisiones por televisión. Su planteamiento es que mucha gente que antes acudía a las tribunas, en los últimos años ha preferido seguirlas en su casa o en un bar en una televisión de grandes dimensiones. Además, esgrimen que las retransmisiones regionales restan público de Murcia y Cartagena. Incluso plantean la posibilidad de cobrar derechos de imagen. La decisión final está por tomar y se dará a conocer en los próximos días. ::T.M.M.

FUENTE: La Verdad

Subir
Diseño Web nlocal