MÁLAGA: el Descendimiento a la espera para construir su Casa de Hermandad

lunes 21 de enero, 2013

No parece que vaya a ser de forma inminente, pero el Ayuntamiento de Málaga ya está preparando el terreno para despejar parte de las dependencias municipales ubicadas en el antiguo Hospital Noble, donde la falta de espacio es más que considerable al albergar toda la estructura departamental de las áreas de Medio Ambiente y Promoción Empresarial, además de las oficinas centrales de la Empresa Municipal de Aguas (Emasa). Un arquitecto de la Gerencia Municipal de Urbanismo estuvo la semana pasada en el inmueble situado en la plaza General Torrijos para analizar las posibilidades de acometer una redistribución de las instalaciones que permita optimizar mejor el espacio actual, aunque la conclusión es que poco más se puede hacer al respecto. Dadas las dificultades económicas, el Consistorio solo se plantea por el momento un traslado parcial. En un principio, los trabajadores de los distintos departamentos de Promoción Empresarial y de Medio Ambiente son los que tienen más posibilidades de abandonar este emblemático edificio, que fue construido en 1867 por las hijas del doctor José Guillermo Noble (médico inglés que ejerció en Málaga) para atender tanto a los malagueños como a los marineros extranjeros que llegaban al puerto. En cuanto a su nueva ubicación, la que más puntos suma es la antigua sede de Urbanismo en la calle Palestina, un inmueble semiocupado en la actualidad por el Centro Municipal de Formación y la oficina de la Orquesta Filarmónica de Málaga. Lo que sí se descarta es su mudanza a Tabacalera, ya que está previsto que el único pabellón disponible (al margen de los que iban destinados al fallido Museo de las Gemas) acoja un centro de desarrollo tecnológico ligado al proyecto Smart City y que también serviría como incubadora de empresas. El Descendimiento, a la espera Igualmente, tampoco se espera que el Ayuntamiento cumpla a corto plazo el protocolo firmado en 2007 con la cofradía del Descendimiento para construir su casa de hermandad en el espacio que ocupa el edificio anexo del antiguo hospital -construido en los años sesenta-, un acuerdo condicionado a que además de las actividades propias de la cofradía (ya tiene un local junto a la capilla) también exista un espacio para un centro social y cultural. «Hay un compromiso adquirido con la cofradía y se puede dar por seguro que la intención es cumplirlo cuando sea posible, pero no de inmediato», reconocen fuentes del equipo de gobierno. En este punto, cabe recordar que el alcalde, Francisco de la Torre, se comprometió hace ya ocho años a darle un uso exclusivamente cultural cuando se acometiera el traslado a la antigua Tabacalera de las distintas oficinas municipales que había repartidas por la ciudad. Se habló del Museo Revello de Toro (finalmente en la calle Afligidos) y también del Museo Taurino (que sigue en el interior de la plaza de la Malagueta), pero la realidad es que mientras los organismos públicos Gestrisam y Más Cerca, el Centro Municipal de Informática y las áreas de Bienestar Social y Participación Ciudadana se mudaron en 2010 a la reconvertida fábrica de tabacos, el uso del Hospital Noble sigue teniendo el mismo uso desde 1983: administrativo. ::FCO. JIMÉNEZ

FUENTE: Diario Sur

Subir
Diseño Web nlocal