MEDINA DE RIOSECO: El Cristo Vivo reaparecerá restaurado en Semana Santa

miércoles 30 de enero, 2013

El Cristo Vivo que cada Miércoles Santo preside el Vía Crucis procesional popular en Medina de Rioseco –cuya Semana Santa está declarada Fiesta de Interés Turístico Internacional– se someterá en las próximas semanas a un proceso de restauración que estará listo antes del 20 de marzo, con el objetivo de que pueda procesionar en la próxima Semana de Pasión.

La obra, perteneciente a la parroquia de Santa María, presentaba en el soporte de madera orificios y pérdida de parte de los elementos decorativos que sobresalen en sus laterales. Además, tenía pérdida de policromía que dejaban a la vista el soporte y restos degradados de imprimación, mientras que acumulaba polvo graso en la capa superficial, así como barnices oscurecidos producto de su oxidación. Ante este estado, la Junta Local de Semana Santa, dentro del Plan General de Actuaciones sobre el patrimonio cultural de la Castilla y León, solicitó la restauración del Cristo del Vía Crucis en una actuación que se enmarca dentro del protocolo de colaboración suscrito enter la Junta de Castilla y León y las cofradías riosecanas para intervenir en los bienes del patrimonio que forman parte de las procesiones. «Vimos que era necesaria una intervención y dentro de este acuerdo que tenemos con la Junta se ha podido realizar, porque la talla se encontraba deteriorada y precisaba una actuación ya», señala al respecto el presidente de la Junta Local de Semana Santa, Andrés San José. La restauradora María Isabel Pantaleón Rodríguez, cuyo taller tiene sede en Salamanca, es desde hace unas semanas la encargada de intervenir en esta pieza que tradicionalmente se encarga de abrir la procesión del Vía Crucis el Miércoles Santo. Según explicó la autora de la restauración, la actuación se centrará en recuperar la cruz, que tiene pérdidas de policromía, así como en reestructurar la unión con los brazos y la cruz. «La talla tiene valor, es buena, porque la madera parece de nogal, y eso le da mucha relevancia porque es importante que se utilice una madera tan buena para elaborar un cristo», destacó María Isabel Pantaleón. El importe de la restauración, estipulada en 2.400 euros (se podría incrementar en 400 euros más una vez que se ha iniciado el proceso), se financiará al 50% entre la Junta de Castilla y León y laJunta Local de Semana Santa de Medina de Rioseco. Tal y como avanzó la restauradora, el proceso de intervención tendrá una duración de entre mes y medio y dos meses, con el objetivo de que pueda estar listo el próximo Miércoles Santo. El Cristo Vivo es cada año el encargado de abrir el Vía Crucis procesional, portado por uno de los cofrades con túnica blanca. Detrás llega el Cristo del Amparo, un crucificado ya muerto, del siglo XVI, que protagoniza esta procesión de la Semana Santa de Medina de Rioseco. ::LORENA SANCHO 

FUENTE: El Norte de Castilla
Twittear

Subir
Diseño Web nlocal