Muere el cofrade Jesús Castellanos tras sufrir un derrame cerebral

jueves 13 de septiembre, 2012

El exvicepresidente de la Agrupación y director del Museo de la Semana Santa permanecía ingresado en la UCI desde el pasado jueves.

 

El final parecía claro desde que el pasado jueves sufrió una hemorragia cerebral que lo ha mantenido desde entonces ingresado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hospital Carlos Haya. El conocido cofrade y profesor de Historia de la Medicina de la Universidad de Málaga Jesús Castellanos, de 58 años de edad, falleció en la tarde de ayer tras un derrame de carácter irreversible que ha hecho que su vida se haya ido apagando poco a poco en los últimos días. El mundo cofrade se encuentra conmocionado.   Los restos mortales de Jesús Castellanos, que donó sus órganos, fueron trasladados anoche a la parroquia de Santo Domingo, donde se celebró una misa 'corpore insepulto', con la asistencia de cientos de personas y sus Dolorosas vestidas de luto. Posteriormente, el féretro se colocó en la capilla del Cristo del Perdón, donde se llevó a cabo el velatorio durante toda la noche. La Virgen de los Dolores del Puente fue situada a los pies del Crucificado. Hoy está previsto que sea la incineración. El hermano mayor de Dolores del Puente, Antonio Jódar, visiblemente emocionado, afirmó: «Todo lo que sé de cofradías lo he aprendido de Jesús Castellanos». Por su parte, el presidente de la Agrupación de Cofradías, Eduardo Pastor, dijo: «Sentimos una pena muy grande. Jesús era una persona insustituible en la Semana Santa de Málaga. Es una pérdida muy grande. Él era alguien que todo lo hacía fácil en la Agrupación». Pastor añadió que Castellanos fue uno de los cofrades más revolucionarios dentro de la Semana Santa malagueña, que siempre dijo lo que pensaba y que ayudó con sus ideas a muchas cofradías a mejorar. «Jesús era único e irrepetible», manifestó el presidente de la Agrupación. El derrame le sobrevino por sorpresa cuando se encontraba en las dependencias de los Dolores del Puente, en la parroquia de Santo Domingo, donde pudo ser auxiliado por una amiga. Este cofrade ha ocupado en la última década una de las vicepresidencias de la Agrupación de Cofradías y seguía siendo el responsable del Museo de la Semana Santa en la nueva junta directiva, presidida por Eduardo Pastor. Hace cuatro años, en una entrevista publicada por este periódico dentro de la sección de 'El Personaje' del suplemento de Semana Santa 'Pasión del SUR' (ver SUR 18/3/2008), Castellanos relataba que la vocación cofrade le vino de su padre, que durante un tiempo fue segundo hermano mayor de la Cofradía de la Humillación. A esta hermandad perteneció desde su nacimiento y fue el encargado de regirla durante el tiempo en que estuvo intervenida por el Obispado. Cursó los estudios de Medicina en Granada, lo que no le impidió seguir vinculado al mundo cofrade malagueño, en especial al movimiento protagonizado a finales de los setenta y principios de los años ochenta por jóvenes que vinieron a la darle un soplo de aire fresco a la Semana Santa, con la creación de nuevas hermandades o su implicación en algunas de las que tenían más solera. Castellanos fue el fundador de la Cofradía de Dolores del Puente de la parroquia de Santo Domingo, una hermandad que lleva ya 30 años procesionando por las calles de la ciudad y que es una de las más seguidas del Lunes Santo por su solemne y compacto cortejo de nazarenos y la singularidad de sus tronos, especialmente el de la Virgen de los Dolores, de estilo antequerano. Diseñador En esta cofradía, más que en ninguna otra, Castellanos deja la huella de su faceta como diseñador de obras de arte para la Semana Santa. De él son también los proyectos de los tronos de Nuestro Padre Jesús de los Pasos en el Monte Calvario, de María Santísima Reina de los Cielos, del Cristo de Ánimas de Ciegos y de la Virgen de la Paloma, este último todavía por realizar. Tampoco ha visto culminado el trono del Cristo del Perdón, titular de su cofradía, aún en proceso de ejecución y cuyo estreno está previsto inicialmente para el Lunes Santo del año que viene. Junto con el puesto de hermano mayor de su Cofradía de los Dolores del Puente, que dejó en el año 2005 para ceder el testigo al actual, Antonio Jódar, Jesús Castellanos ha estado especialmente vinculado a la Agrupación de Cofradías de la Semana Santa, que lo nombró pregonero en el año 2000. Su relación con el ente de San Julián, del que ha sido vicepresidente desde 2003 hasta las elecciones del pasado mes de junio, bajo el mandato de Rafael Recio, ha estado siempre relacionada con el ámbito de lo cultural y la divulgación. A Castellanos se debe la concepción del Museo de la Semana Santa tal y como fue inaugurado hace ya más de dos años. La faceta artística siempre ha estado presente en la actividad cofrade de Castellanos, quien la ha desarrollado como vestidor de imágenes marianas (la Virgen de los Dolores del Puente, la Virgen de la Estrella y la Virgen Reina de los Cielos, entre otras), como diseñador, como creador de altares efímeros para la procesión del Corpus Christi e incluso como tallista o dorador. Pero si hay un aspecto de la vida cofrade de Jesús Castellanos que le ha hecho destacar sobre otros muchos es su visión en ocasiones rebelde y contestataria sobre el mundo que rodea a la Semana Santa. Ejemplo para muchos jóvenes de hoy en ese sentido, llegó a señalar a este periódico en la citada entrevista que sobran «todos los traslados, todos los carteles y todos los pregoncillos» de los días previos a la Semana Santa.

FUENTE: Diario Sur

Subir
Diseño Web nlocal