PALENCIA: bautiza mañana a Jesús y renueva una tradición de hace cinco siglos

lunes 31 de diciembre, 2012

Palencia comenzará mañana el 2013 con la celebración del tradicional Bautizo del Niño, una fiesta de origen italiano que se celebra cada 1 de enero desde el siglo XVI y que reivindica su declaración como fiesta de Interés Turístico Nacional.

La fiesta, organizada desde el siglo XVI por la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, fue declarada de Interés Turístico Regional por la Junta de Castilla y León en 1999 y ahora busca el apoyo de las instituciones y el respaldo de los palentinos para alcanzar la categoría de Fiesta de Interés Turístico Nacional.

Para ello, el ayuntamiento de Palencia ha iniciado una campaña de recogida de adhesiones, por la que ha enviado un millar de cartas a diferentes entidades, colectivos, asociaciones y empresas, y entregará en enero un informe a la Consejería de Cultura de la Junta de Castilla y León para avalar ante el Ministerio de Industria y Turismo esta declaración.

"Este año tenemos muchas esperanzas de conseguirlo porque hemos trabajado mucho y los trámites están muy adelantados", ha explicado a Efe Angel Fernández, Hermano Mayor de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, responsable de la memoria en la que se recogen los motivos por los que la fiesta merece esta declaración.

Según Ángel Fernández, "hay motivos suficientes para conseguirlo" ya que la fiesta tiene una antigüedad de mas de cinco siglos, es única en España, tiene una gran tradición y es la primera del año".

"Además atrae cada año a miles de personas desde muchos puntos de de Castilla y León y desde fuera de la Comunidad", ha agregado.

Este año además los edificios del ayuntamiento y la diputación de Palencia lucen en sus fachadas dos sábanas, cedidas por la cofradía, para difundir esta tradición entre los visitantes.

Según la tradición y la creencia religiosa se considera que el origen de esta ceremonia data del siglo XVI cuando, en el barrio judío de Palencia, que se encontraba entre la Iglesia de San Miguel y la Catedral, nació la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, una hermandad de origen italiano que celebraba el día 1 de enero la Circuncisión.

Desde entonces, la cofradía, que hoy está formada por más de cuatrocientos hermanos, se ha encargado de mantener viva esta costumbre que, con el paso del tiempo, fue cristianizándose y acabó transformándose en el típico bautizo que hoy conocemos y que logra sacar a la calle a miles de palentinos cada día de Año Nuevo.

Sobre las cinco de la tarde, los palentinos se reunirán en los entornos de la Iglesia de San Miguel para acunar al Niño Jesús al son del tradicional villancico "Ea", en una procesión precedida por el estandarte y los miembros de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, ataviados con capas castellanas.

Tras la procesión las madrinas de la cofradía, su corte de honor, y las autoridades civiles y religiosas lanzarán más de 500 kilos de confites y monedas desde los balcones de la Casa Rectoral, situada en los aledaños de la iglesia, "apedreando" a los miles de palentinos que acuden a esta cita. ::EFE


FUENTE: ABC

Subir
Diseño Web nlocal