PALENCIA: Los palentinos arropan el Bautizo del Niño a la espera del Interés Turístico Nacional

miércoles 2 de enero, 2013

La tradicional fiesta del Bautizo del Niño que se celebra desde el siglo XVI, contó ayer con el respaldo de miles de palentinos que no quisieron faltar a este acto religioso de bienvenida al nuevo año y mostrar su apoyo a una festividad que el próximo año podría contar con la declaración de Fiesta de Interés Turístico Nacional. De hecho, muchos de los asistentes aprovecharon la ocasión para firmar en los libros que la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús había colocado en la entrada del templo, para que todos aquellos que lo desearan puedieran adherirse a la solicitud de la declaración.

Tras el rezo del Santo Rosario en el interior de la iglesia de San Miguel y la renovación de las promesas del Bautismo, la imagen del Niño abandonó el templo, sobre las 17,20 horas a hombros de las principales autoridades de la provincia. El subdelegado del Gobierno en Palencia, Luis Miguel Cárcel, el delegado de la Junta de Castilla y León, Luis Domingo González, el presidente de la Diputación Provincial, José María Hernández y el alcalde de la capital, Alfonso Polanco, mantuvieron la tradición de sacar la imagen a la calle, momento en que los presentes mostraron su alegría con un aplauso y la Banda Municipal de Música comenzó a interpretar el villancico que acompaña a la procesión, el Ea, tomando el relevo el grupo de dulzaineros Hermanos Blanco.
Después de casi una hora en la que cofrades del Dulce Nombre de Jesus, autoridades y fieles cargaron a hombros la imagen del Niños, el desfile procesional volvió al punto de inicio de la vuelta alrededor de la iglesia de San Miguel, momento en el que los asistentes, entre ellos muchos niños, cogieron posiciones para participar en la pedrea de caramelos, golosinas y confites desde los balcones de la Casa Rectoral.
Autoridades políticas y religiosas, como el obispo de la Diócesis de Palencia, Esteban Escudero, y el de Mondoñedo-Ferrrol, Rafael Sánchez Monge, y otros miembros de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesús, lanzarón al público asistente cerca de 500 kilogramos de caramelos.
Especialmente ilusionadas se mostraron las madrinas. Ana Pilar Suárez Pérez  aseguró sentir «mucha ilusión» por desempeñar este papel, ya que no había podido ser madrina-niña y es cofrade desde hace muchos años. Por su parte, la madrina-niña, Concepción Belloso Martínez, siguió con la tradición familiar de participar en el Bautizo del Niño. «Mi madre y mi abuela han sido madrinas y ellas han vivido con mucha emoción este día. Además ha sido muy divertido poder lanzar caramelos desde el balcón, algo que no había hecho nunca», añadió.

Un bautizo "redondo".

Por su parte, el Hermano Mayor de la Cofradía, Ángel Fernández Antolín, afirmó al concluir la celebración que «este ha sido un Bautizo redondo, porque la asistencia de público ha sido masiva y el tiempo nos ha acompañado», matizó. Asimismo, quiso destacar el apoyo recbido por la Administraciones, los medios de comunicación y otras instituciones para conseguir la declaración de Fiesta de Interés Turistico Nacional. «El apoyo que estamos recibiendo es impresionante y desde la Cofradía entendemos que nos merecemos esa distinción porque es el único Bautizo del Niño que se celebra el 1 de enero y por todas las peculiaridades de los actos que se organizan», afirmó.
Además, quiso destacar que esta celebración está adquiriendo cada vez mayor repercusión, puesto que no sólo se acercan a conocerla vecinos de otras provincias de Castilla y León, sino de todos los puntos de la geografía nacional. «Nos consta que hasta aquí llega gente procedente de Cantabria, Madrid e incluso Barcelona para asistir al Bautizo del Niño», aseguró el Hermano Mayor. Entre sus desesos para este 2013, Fernández Antolín, pidió que la Declaración esté lista para la próxima edición del Bautizo del Niño y que «seamos capaces de hacerlo cada vez mejor», matizó.

 «Hemos recogido unas 800 firmas»

El Hermano Mayor de la Cofradía del Dulce Nombre de Jesus, aseguró que ya se han recogido unas 800 firmas gracias a los libros dispuestos por el Ayuntamiento y las que ha recogido la propia Cofradía. A éstas habrá que sumar las de los cientos de palentinos y visitantes que ayer dejaron su rúbrica en los libros colocados en la puerta de la iglesia de San Miguel. ::LAURA  BURÓN

 

FUENTE: Diario Palentino

Subir
Diseño Web nlocal