SAN FERNANDO: cofradías y parrioquias venderán pulseras para recaudar fondos que se destinarán a Cáritas arciprestal

martes 29 de enero, 2013

Que pregonar la Semana Santa no sean sólo palabras que se lanzan al auditorio del Teatro de Las Cortes en la mañana del Domingo de Pasión. Que el pregón no quede ajeno a la complicada situación económica que sufren muchas familias y que a diario atienden los grupos de Cáritas parroquiales. Que tenga una proyección social y que implique a los cofrades, a la gente, a cuantos más mejor... 

Es la pretensión del pregonero de 2013, el sacerdote Alfonso Gutiérrez Estudillo: cofrade, arcipreste de la ciudad, párroco de la iglesia de la Sagrada Familia, director espiritual del Consejo de Hermandades y coordinador del equipo de Cáritas arciprestal. 

¿Y cómo hacerlo? La idea que ha tenido pasa por hacer pulseritas de tela que repartirá entre hermandades, cofradías, asociaciones, grupos parroquiales... Se venderán a un euro cada una y los beneficios se destinarán íntegramente al fondo de Cáritas arciprestal. 

Se ha hecho una primera tirada de 2.000 pulseras, pero se espera que la idea cale y se puedan hacer muchas más antes del pregón de la Semana Santa. Su venta, de hecho, se calcula que será bastante ágil. El domingo, por ejemplo, en el certamen de marchas que la hermandad del Nazareno organizó en la plaza de San José se vendieron cien. El sábado, en la mesa redonda que se celebró en el Centro de Congresos para hablar de las hermandades de negro, se consiguió dar salida a otras cien. 

"No me gustaría que se viera como algo mío", matiza el pregonero-sacerdote. "El otro día planteé el tema en una reunión de la junta permanente del Consejo de Hermandades y se sumaron a la iniciativa. Preferiría que se viera como una aportación social del mundo cofrade en esta Cuaresma", explica. 

Y matiza: "Es algo voluntario, por supuesto". Responde así a algunas críticas que ya ha recibido su iniciativa. "No trato de obligar a nadie ni a ninguna hermandad a vender nada. Es una idea que surge para que el pregón de la Semana Santa tenga una proyección social, nada más". 

Las pulseras aluden al compromiso cofrade con la realidad social actual, pero también a la conmemoración del Año de la Fe, que se celebra a lo largo de 2013 y que, incluso, viene arropado por un nutrido programa de actos orquestado por el Consejo. 

"La Porta fidei, la carta apostólica de Benedicto XVI con motivo del Año de la Fe, nos anima a mostrar signos y dar testimonio de que somos cristianos. De ahí las pulseras, con el lema Soy cristiano, testimonio la fe", explica. Una curiosidad. Se han escogido los colores de Cáritas, el blanco y el rojo. "Pero el blanco -apunta el pregonero- es también el color que se ha utilizado para representar la virtud de la fe". ::ARTURO RIVERA


FUENTE: Diario de Cádiz

Subir
Diseño Web nlocal