SEVILLA: Fin de semana de Esperanzas

lunes 17 de diciembre, 2012

El adviento está jalonado de diversos momentos cofradieros. El primero se vivió en el puente de la Inmaculada, cuando innumerables dolorosas estuvieron expuestas en besamano con motivo de una de las fiestas más especiales del calendario religioso hispalense. La segunda fecha se vive ahora en las vísperas de la Expectación, que se celebra mañana, 18 de diciembre. 

Desde el sábado, los sevillanos y visitantes pueden contemplar de cerca a dos de las grandes devociones de la ciudad. En la Resolana la Virgen de la Esperanza Macarena pisa el suelo desde la noche del pasado viernes, cuando la sagrada imagen fue bajada de su camarín, en el que un trono aguarda su vuelta. Largas colas se han formado estos dos días para besar la mano de esta Dolorosa. El culto continuará hasta mañana, cuando se celebra su onomástica. 

También hasta mañana está expuesta a la veneración de los fieles la Esperanza de Triana en su Capilla de los Marineros. En esta ocasión la Virgen de la calle Pureza está ataviada con la saya que estrenó en 2009 con motivo de los 25 años de su coronación canónica. Llama bastante la atención el dosel empleado que enmarca a la Dolorosa y que remata una gran corona imperial. Cerca de allí, en la calle Castilla, la Virgen de la O (nombre que significa Esperanza) también se encuentra en besamanos. 

Al margen de los barrios de la Macarena y Triana, la devoción a la Virgen de la Esperanza se vive de igual modo en la Ronda de Capuchinos, con la Dolorosa trinitaria. Una buena ocasión para contemplar esta imagen de cerca tras su restauración en el IAPH. Más adelante, la Virgen de Gracia y Esperanza, en San Roque, también extiende sus manos estos días. Fuera del cicloesperancista, las dolorosas de Loreto y Guadalupe, que han celebrado recientemente sus onomásticas, también han estado de besamano este fin de semana. En las Aguas, el imaginero Luis Álvarez Duarte firmó ayer ejemplares de su biografía, escrita por el periodista José Joaquín León y editada por Jirones de Azul. Allí coincidieron con el pregonero, Francisco Javier Segura.El adviento está jalonado de diversos momentos cofradieros. El primero se vivió en el puente de la Inmaculada, cuando innumerables dolorosas estuvieron expuestas en besamano con motivo de una de las fiestas más especiales del calendario religioso hispalense. La segunda fecha se vive ahora en las vísperas de la Expectación, que se celebra mañana, 18 de diciembre. 


Desde el sábado, los sevillanos y visitantes pueden contemplar de cerca a dos de las grandes devociones de la ciudad. En la Resolana la Virgen de la Esperanza Macarena pisa el suelo desde la noche del pasado viernes, cuando la sagrada imagen fue bajada de su camarín, en el que un trono aguarda su vuelta. Largas colas se han formado estos dos días para besar la mano de esta Dolorosa. El culto continuará hasta mañana, cuando se celebra su onomástica. 

También hasta mañana está expuesta a la veneración de los fieles la Esperanza de Triana en su Capilla de los Marineros. En esta ocasión la Virgen de la calle Pureza está ataviada con la saya que estrenó en 2009 con motivo de los 25 años de su coronación canónica. Llama bastante la atención el dosel empleado que enmarca a la Dolorosa y que remata una gran corona imperial. Cerca de allí, en la calle Castilla, la Virgen de la O (nombre que significa Esperanza) también se encuentra en besamanos. 

Al margen de los barrios de la Macarena y Triana, la devoción a la Virgen de la Esperanza se vive de igual modo en la Ronda de Capuchinos, con la Dolorosa trinitaria. Una buena ocasión para contemplar esta imagen de cerca tras su restauración en el IAPH. Más adelante, la Virgen de Gracia y Esperanza, en San Roque, también extiende sus manos estos días. Fuera del cicloesperancista, las dolorosas de Loreto y Guadalupe, que han celebrado recientemente sus onomásticas, también han estado de besamano este fin de semana. En las Aguas, el imaginero Luis Álvarez Duarte firmó ayer ejemplares de su biografía, escrita por el periodista José Joaquín León y editada por Jirones de Azul. Allí coincidieron con el pregonero, Francisco Javier Segura. ::D.J.G.


FUENTE: Diario de Sevilla

Subir
Diseño Web nlocal