Sevilla: La Macarena es retirada del culto para su intervención

martes 3 de julio, 2012

La imagen se someterá a una serie de "actuaciones de mantenimiento" de la mano de Arquillo. El Señor de la Sentencia preside el altar mayor hasta el próximo 6 de julio cuando concluyan las labores.

La Virgen de la Macarena ha sido retirada del culto desde este domingo 1 julio y hasta el próximo día 6 para someterse a una intervención de mantenimiento destinada a su correcta conservación. Una decisión que fue aprobada por los hermanos en el Cabildo General Ordinario del pasado mes de noviembre de 2011. Su lugar en el altar mayor de la Basilica es ocupado mientras tanto por el Señor de la Sentencia.

Las labores correran de la mano del profesor Francisco Arquillo y su equipo de profesionales dentro del "programa de actuaciones de mantenimiento" a sus tres titulares, que comenzó el pasado 18 de junio con la intervención sobre la la Virgen del Rosario, titular de gloria de la cofradía. Posteriormente, pasó por la manos del profesor el Señor de la Sentencia y, por ahora,  le ha tocado el Virgen de la Esperanza, cuyas actuaciones se desarrollarán en las dependencias basilicales y cuya duración no excederá más de una semana, como informó la corporación en su momento.

El cabildo general dio su respaldo unánime, el pasado 13 de noviembre, para realizar estas actuaciones de mantenimiento a las tres imágenes, aunque ya se venían haciendo puntualmente. Para esta ocasión, la junta de gobierno presidida por Manuel García quiso obtener la autorización de los hermanos. La intervención sobre la Virgen de la Esperanza consistirá en una sustitución de las articulaciones de los brazos, ya anticuadas, por unas más modernas y funcionales. También se le sustituirá la tela que recubre el candelero, se le repararán los desperfectos propios de los alfilerazos de vestir a la imagen, y se actuará sobre algunas lagunas que presenta la policromía, principalmente en las manos, muy deterioradas por los besamanos. Al Señor se le han sustituido las espinas rígidas de la corona por unas flexibles para evitar que se rompan y también se intervendrá sobre la policromía de algunas zonas. A la Virgen del Rosario se le ha cambiado el perno de sujeción del Niño, entre otras acciones.

El profesor Arquillo aprovechará esta oportunidad para hacer un estudio en profundidad sobre el estado de conservación de las tres imágenes, sobre todo de las dos Vírgenes, para ver cómo están interiormente y observar el funcionamiento del candelero. Arquillo establecerá con la hermandad unas normas de actuación pormenorizadas a la hora de manipular las imágenes para vestirlas, colocarlas en los pasos, o exponerlas en besamanos. El profesor emérito de la facultad de Bellas Artes de la Universidad de Sevilla ya restauró a la Macarena en 1978, a la Virgen del Rosario en 1980, y al Señor de la Sentencia en 1984.

 

 

FUENTE: Diario de Sevilla

Subir
Diseño Web nlocal