VILLARROBLEDO: Nuevas perspectivas para la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores

martes 8 de enero, 2013

La Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores, la Dolorosa, de Villarrobledo ha celebrado una Asamblea General Extraordinaria, en la que han procedido a las elecciones para renovar los integrantes de su Junta Directiva, a ello deberá seguir, en los próximos días la elección de los principales cargos que integrarán la misma. En esta asamblea se eligieron a los diez miembros que compondrán su Junta de Gobierno. En un primer momento se pensó en elegir una candidatura completa pero, finalmente y atendiendo a los estatutos y a la opinión de distintos miembros de la Hermandad, se decidió elegir uno a uno a los diez nuevos miembros de su Junta de Gobierno, entre los veinte candidatos que se presentaron. Las personas que a partir de ahora integran la Junta de Gobierno de la Hermandad de Nuestra Señora de los Dolores son Miguel Hergueta, Ignacio Arnau Alcántara, Diego Caballero, Rafael Blas Gómez, Ignacio Arnau Esteso, Desiderio Carrasco, Pedro Girón, María del Mar González, Noelia Grande y Gabriel Díaz. No obstante, ahora viene la parte más delicada puesto que entre los nuevos integrantes de la Junta de Gobierno se tienen que designar los cargos de presidente, secretario y tesorero. Ignacio Arnau Esteso, integrante de la Junta de Gobierno de la Hermandad, explica que, de cara a la elección de estos cargos, se suele proponer a la persona más votada a asumir la presidencia de la misma, y en caso de no desear asumir el cargo, se debería alcanzar un consenso entre los diez componentes de la Junta, entendiendo que se deberá atender a la disponibilidad de los mismos, a la hora de asumir los distintos cargos. Gran participación Cabe apuntar que las elecciones han tenido gran seguimiento y han sido las más numerosas de los últimos años, tanto en candidatos, como en votantes, acudiendo un 25% de los hermanos. Y la renovación es profunda porque de la anterior Junta solo permanecen seis personas, pese a que cuesta mucho que la gente se incorpore a este tipo de cargos, según indicaba Arnau «es difícil encontrar gente que se quiera implicar, por el tiempo que hay que dedicarle». Y añadía que «es mucho más cómodo esperar a que llegue el jueves y el viernes y salir en la procesión, y ya hasta el año siguiente no volverse a preocupar, pero lo cierto es que durante el año hay muchas cosas que hacer». Entre los nuevos objetivos de la Junta están el de elaborar unos estatutos y actualizar el listado de hermanos, dado que, según Arnau, hay gente que lleva mucho tiempo sin salir en las procesiones o personas que ya no residen en Villarrobledo, o incluso, algunos que se han inscrito recientemente y aún no está controlado.

FUENTE: La Verdad

Subir
Diseño Web nlocal