ZAMORA: La cofradía de Jesús Nazareno descubre una puerta de su sede para que se vean las imágenes

lunes 24 de diciembre, 2012

La cofradía de Jesús Nazareno y Ánimas de la Campanilla descubrirá hoy la puerta lateral que ha recuperado en su sede, la iglesia de Santa Catalina y Santa María de Roncesvalles, con la que pretende fomentar el culto. Responsables de la cofradía toresana explicaron que esta puerta lateral cumplirá la función de capilla y que, desde el exterior, se podrán ser admiradas las imágenes titulares de la hermandad, Nuestro Señor Jesús Nazareno y la Santísima Virgen de las Angustias en su soledad.

Con la apertura al público de esta capilla, la cofradía materializa uno de los proyectos en los que lleva trabajando varios meses y cuyo objetivo no es otro que «incrementar y fomentar el culto público y la devoción popular de nuestras imágenes». Además, destacaron que con esta nueva puerta, habilitada en una de las naves laterales de la iglesia, los hermanos, cofrades, toresanos y devotos en general podrán «acercarse a ofrecer sus oraciones, limosnas y favores».

Por otra parte, responsables de la hermandad toresana explicaron que desde esta nueva puerta lateral, también se podrá contemplar un «centro de enseres» que se actualizará dependiendo de la liturgia de la época. Así, durante las fiestas navideñas, los visitantes de esta capilla podrán admirar el misterio de la Navidad del Señor y que posteriormente será sustituido por otros «motivos principales» que son las señas de identidad de la cofradía. La hermandad ha agradecido públicamente las colaboraciones realizadas de forma desinteresada y espera que, a partir de que hoy se descubra esta puerta, la ciudad de Toro «disfrute de una estampa de pasión durante todo el año». Las Juntas Rectora y Administrativa de la hermandad propusieron durante la asamblea general celebrada el pasado año la exposición al culto popular de las imágenes titulares de la cofradía, para lo que era necesario abrir la puerta lateral de la iglesia de Santa Catalina, con el fin de crear una capilla.

Esta puerta estaba cegada por un tabique de ladrillo y tras ser recuperada, la cofradía ha instalado un cristal blindado y una reja que permiten al público contemplar desde el exterior de la iglesia las veneradas imágenes que, a partir de ahora, se podrán admirar durante todo el año. El diseño de esta puerta ha sido realizado, de forma desinteresada, por el arquitecto toresano, Claudio Pedrero.


FUENTE: La Opinión de Zamora

Subir
Diseño Web nlocal